5 razones para consumir leche después del ejercicio

Imagen: Getty Images

Imagen: Getty Images

Es normal que cuando hagamos actividad física recurramos a hidratarnos en el menor tiempo posible. Una excelente alternativa para hacerlo es la leche.

¿Sabías que las propiedades de este lácteo contribuyen a la reconstrucción muscular? Esta bebida es una excelente opción para consumirla después del ejercicio y de esta manera, sacar provecho de una fuerte rutina física.

Provee mayor resistencia

Imagen: Getty Images

Imagen: Getty Images

Las personas que beben leche después del ejercicio adquieren mayor resistencia para una rutina posterior de actividad física. Así lo afirma un estudio publicado por la Applied Physiology, Nutrition and Matabolism.

Esto se debe a que la leche posee nutrientes como el magnesio, que es un mineral que ayuda a combatir la fatiga.

Rehidrata hasta 4 veces más rápido

Imagen: Getty Images

Imagen: Getty Images

Las condiciones y la calidad de los electrolitos que tiene la leche permiten hidratar nuestro cuerpo hasta 4 veces más rápido.

Un experimento realizado en la Universidad Loughborough, en Inglaterra, demostró este proceso, en donde se suministró a varios deportistas una bebida diferente: agua, energizantes y leche. Las personas que tomaron leche demostraron que la hidratación de su cuerpo tardó alrededor de una hora, mientras que quienes bebieron agua y energizantes tardaron hasta 4 horas.

 Es un recuperador muscular

Imagen: Getty Images

Imagen: Getty Images

El consumo de leche contribuye a recomponer los microtraumas musculares propios de una rutina deportiva o de ejercicio.

La nutricionista Glenys Jones, integrante de la Asociación para la Nutrición de Londres, expone que proteínas como caseínas, globulinas y albúminas favorecen a nuestra arquitectura muscular.

 Contribuye al fortalecimiento de los huesos

Imagen: Getty Images

Imagen: Getty Images

La leche es una fuente de alimento rica en calcio, que es el mineral más abundante en nuestro cuerpo, puesto que forma la estructura ósea.

Es por eso que el consumo de leche después del ejercicio nos ayudará a fortalecer los huesos de nuestro cuerpo y esto permitirá que nuestro esfuerzo durante la actividad física se vea recompensado dentro del organismo.

Obtención de energía

Imagen: Getty Images

Imagen: Getty Images

Beber un vaso de leche nos aporta biomoléculas como los carbohidratos; estos contribuyen a la obtención de energía por parte de nuestro cuerpo que son absorbidos luego de su consumo. Los hidratos de carbono se almacenan en los músculos para brindar resistencia al organismo.

Una bebida como la leche, que además nos provee de sodio y cloro (minerales que se pierden rápidamente con el ejercicio), nos permite estar en óptimas condiciones antes, durante y después de nuestra rutina.

About the Author: Laura Quiroz

 

 

Comments