Cuando Raúl mandó a callar a todo el Camp Nou

0
180
raul-callar-barcelona
Imagen: Taringa

Corría la temporada 99/2000, y el Barcelona de Fígo, Rivaldo y compañía, se preparaba para recibir en casa a su rival de siempre: el Real Madrid, que dirigido desde el banco por el galés John Toshack, esperaba dar la sorpresa ante un cuadro catalán que por aquel entonces era el gran favorito a llevarse los 3 puntos.

 

raul-callar-barcelona
Imagen: Taringa

 

En aquella ocasión, la esperanza de gol del cuadro blanco recaía en un joven de 22 años, quien a pesar de su corta edad, se había convertido rápidamente en el temor de las defensas contrarias y en uno de los goleadores más letales de Europa. Ese chico era nadie más ni nadie menos que Raúl González Blanco, un ex canterano del Atlético de Madrid, a quien los arcos de España parecían abrírsele de par en par con solo pisar el campo. Todos, excepto los del Camp Nou, quienes hasta ese encuentro no habían visto sus redes perforadas (en Liga) por los pies o la cabeza del atacante ‘merengue’.

Sin embargo, la racha negativa del inolvidable número ‘7’ llegó prontamente a su fin, cuando en el primer tiempo remató con acierto un centro enviado al primer palo por Morientes, que puso a celebrar al equipo madrileño, al menos por dos minutos, cuando Rivaldo marcó el tanto del empate. Tras el descanso, los dirigidos por Van Gaal salieron decididos a lograr la victoria. Tanto así, que en los primeros minutos del segundo tiempo, Luís Figo puso el 2-1 en el marcador con un soberbio remate desde fuera del área.

 

https://www.youtube.com/watch?v=FAeYgoBuSF8

 

Y cuando todo parecía conducir a una segura victoria del Barça, apareció Raúl, quien al minuto 85, enmudeció a los casi 100 mil espectadores presentes en el Camp Nou con gran definición, aunque también, con una polémica celebración que pasó a la historia de los clásicos de España. “Estaban haciendo unos cánticos en contra mía y es un gol de alguna manera dedicado a ellos”, diría luego el atacante, quien aquella vez logró callar a toda la afición ‘culé’, tanto con sus pies como con el dedo índice de su mano derecha.

(Ver también: El equipo ideal del Real Madrid, según Iker Casillas).