El clásico regio quedó en tablas: Tigres 1 – Monterrey 1

0
95
Imagen: Getty Images

Imagen: Getty Images
Imagen: Getty Images

El clásico entre Tigres y Monterrey no estuvo exento de emociones. Con entrega por parte de ambos equipos, se pudo ver un buen juego que a pesar de todo, queda con un mal sabor de boca para ambos clubes que buscaban quedarse con los 3 puntos (También puede interesarte: Los jugadores de la Liga MX que tienen apodos de animales).

Los Rayados de Monterrey trataron de imponer condiciones desde el principio gracias a punzantes asociaciones de ataque, sobre todo, entre Jimmy Chará y Dorlan Pabón. A pesar de todo esto, la escuadra no pudo ser contundente cuando lo necesitó y desperdició varias llegadas claras de gol.

Imagen: Getty Images
Imagen: Getty Images

El Club de Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León parecía no tener reacción ante las constantes llegadas del equipo rival, pero en el fútbol no se vive de oportunidades erradas, así que en una aislada llegada, Javier Aquino metió un centro preciso. Su compañero, Ismael Sosa, supo cómo definir y logró poner a su equipo en ventaja.

La sorpresa quedó con los jugadores de Monterrey, quienes al parecer, se mostraban incrédulos ante la jugada de gol, mientras que Tigres veía como una realidad el poder hacer respetar su casa y quedarse con la versión 109 del Clásico Regiomontano de la ciudad de Monterrey.

Imagen: Getty Images
Imagen: Getty Images

No obstante, el duelo no estaba terminado a quedar así y gracias a un remate que terminó desviándose en su trayectoria, Monterrey pudo empatar el duelo gracias a César Montes (También puede interesarte: La Liga MX se pinta de rosa contra el cáncer de mama).

El resto del encuentro fue un partido que no escatimó en emociones y ambos equipos se soltaron para buscar el gol que les diera los 3 puntos. Esto no sucedió, pero seguramente, los más de 41 mil asistentes al estadio y los aficionados que vieron el partido por televisión no quedaron decepcionados con este emocionante encuentro, digno de uno de los clásicos mexicanos más importantes.