La importancia de Casemiro en el Real Madrid de Zidane

0
214
Foto: Realmadrid.com

A la enorme eficacia goleadora de Crostiano Ronaldo, la recuperación progresiva de James Rodríguez y el gran estado de forma de Keylor Navas, ahora se suma la erudición de un nuevo caudillo en el Real Madrid: Carlos Henrique Casemiro. El mediocampista brasileño se roba la atención y es el destinatario de los miles de aplausos que le confiere la exigente afición merengue.

Foto: Realmadrid.com
Foto: Realmadrid.com

Está claro que el entrenador Zinedine Zidane por fin “dio en la tecla” al llenar de confianza, y responsabilidad, al joven Casemiro, ese centrocampista que tanto le hacía falta a la primera línea de volantes del Real Madrid.

De la incredulidad al voto de confianza absoluto

Casemiro llegó al Real Madrid en la temporada 2013-2014, en la que apenas contó para el técnico de aquel entonces, Carlo Ancelotti. Sumó un total de 653 minutos disputados en 25 encuentros, repartidos entre 12 partidos de Liga española, 7 de Copa del Rey y 6 en la Champions League, en todos de forma intermitente, sin lograr consolidarse de titular.

Si algo se debe rescatar de la corta estancia de Rafael Benítez en el banquillo del Real Madrid fue su apuesta por Casemiro. El entrenador español pidió que lo reincorporaran al equipo tras la temporada en la que estuvo de préstamo en el Porto de Portugal, y luego lo incluyó de lleno en el primer equipo.

Foto: Realmadrid.com
Foto: Realmadrid.com

Con Benítez, Casemiro jugó 18 partidos: 12 de Liga española (entró en 5 de ellos de cambio) y fue titular en 5 juegos de la fase de grupos de la Champions League, además que disputó aquel juego de debut y despedida del Real Madrid en la Copa del Rey.

Y parecía que con la partida de Benítez, también Casemiro iba tomando camino a la grada, pues Zidane apenas lo tuvo en cuenta en sus primeros partidos al mando de la ‘Casa Blanca’. “Claro que quiero jugar siempre, pero Zidane sabe lo que hace”, se limitó a contestar el otrora jugador de Sao Paulo.

“Hay que respetar las decisiones del entrenador, pero poco a poco con partidos voy teniendo ritmo de juego. Claro que quiero jugar siempre pero el entrenador sabe lo que hace, y sabe que yo estoy preparado para jugar”, continuó Casemiro.

La enorme ventaja de 12 puntos que le llegó a tomar el Barcelona al Real Madrid les hizo dar por perdida la Liga española, una situación infortunada para los madridistas, pero que en parte le abrió el espectro a Zidane para darle un vuelco a la alineación y jugársela toda por la Champions League. Algunas dolencias, primero de Luka Modric y luego de Toni Kroos, le abrieron la puerta de nuevo a Casemiro.

“Los dos son grandes jugadores (Modric y Kroos), sobre todo pisando área. Pero en el equipo da igual quien juegue, sabemos que el Madrid tiene éxito y ese es el camino para ganar”, declaró Casemiro de forma muy astuta, pues dejó claro que es el hombre indicado para comandar el mediocampo defensivo, y que los otros dos se aventuren en ofensiva al área rival.

Foto: Realmadrid.com
Foto: Realmadrid.com

Los números avalan a Casemiro

En pleno y en una sola tonada, la hinchada del Real Madrid despidió a Casemiro tras la victoria frente a la Roma por la vuelta de octavos de final de la Champions League con una sonora ovación. El mejor partido del brasileño sirvió de bisagra para la clasificación a la siguiente fase, y de paso consolidarse como titular.

Si Zidane tenía dudas, bien supo despejarlas. Optó por poner de titulares a Modric, Kroos y el propio Casemiro, y el último fue quien brilló con luz propia. El “todocampista” quitó el balón y luego lo surtió en la ofensiva.

En las estadísticas de la UEFA consta que Casemiro es el octavo jugador de la Champions League con mayor número de pases completados, con 416 pases exitosos de los 449 que ha intentado, redondeando un 93% de efectividad. Thiago Motta, del París Saint Germain, encabeza el ránking de pasadores con 585 pases logrados de 617 (un 95%).

Real Madrid sufre sin la marca en el mediocampo

En el fútbol se habla de “memoria táctica”, la misma que perdió el Real Madrid en la temporada 2014-2015 y terminó con el despido de Ancelotti tras una campaña sin títulos grandes. ¿Y quién lo diría? Sami Khedira resultó siendo la basa del mediocampo del estratega italiano, y ante su ausencia, se le cayó todo el esquema.

Foto: Realmadrid.com
Foto: Realmadrid.com

Toda suerte de dolencias físicas le impidieron a Khedira jugar lo suficiente en aquella temporada. El mediocampista alemán, clave para el Real Madrid en la consecución de la Champions League una campaña atrás, no contó con el apoyo necesario de los dirigentes merengues y optó por declararse “en rebeldía” y no renovar su contrato. Se recuperó y puso rumbo hacia la Juventus de Italia, una decisión que luego le pesaría a los madridistas.

Al Real Madrid le ha costado jugar sin ese mediocampista neto de marca. En el pasado sufrieron la deserción del francés Claude Makelele, y más recientemente la de Khedira, pues sin el alemán, Ancelotti improvisó con Modric y Kroos en ese “doble pivote”, lleno de magia en ataque, pero sin una pisca en defensa, todo un desbalance.

Y Benítez también pecó en un principio con Modric y Kroos a la vez, pero ante los resultados discretos optó por darle una oportunidad a Casemiro haciendo parejo con uno de los otros dos. Ya el desenlace de Benítez es bien conocido, goleado por el Barcelona en el mismísimo estadio Santiago Bernabéu de Madrid.